INVESTIGACIÓN Y DIFUSIÓN

“Polarización” en la Colonia galesa del Chubut: Los primeros años

Durante el Siglo XIX Europa estaba viviendo una serie de cambios políticos, sociales y económicos, a los cuáles el pueblo galés no va a ser ajeno. Ver peligrar sus valores culturales e idioma por el avance de los ingleses sobre las tierras y las minas de carbón; algo que ya habían padecido durante el siglo XIII con el reinado de Eduardo I de Inglaterra y la “Ley de Anexión” de 1542, con la pérdida de su gobierno. Surgen así los proyectos colonizadores y nacionalistas, de los cuáles uno, es de suma importancia por su historia en la actualidad de la Provincia del Chubut.


Por F. Martín Gómez


La Colonia galesa del Chubut es un aspecto importante de la inmigración temprana de nuestro país, ya que después de la “Ley de colonización” de 1876, la generación del ’80 apostó fuertemente con su política de inmigración. Buscando estatus y cultura en el viejo mundo, trayendo mano de obra a cambio de mejores oportunidades, pero sin posibilidad de la posesión de la tierra. Algunos trajeron socialismo y anarquismo, otros simplemente democracia.


Se entiende por “polarización política” a la distancia ideológica entre dos sectores políticos donde se genera una fuerza centrífuga tal, que todo lo que se encuentra por fuera es absorbido por los polos, o pierde vigor y desaparece.


Para comprender la polarización de la colonia galesa del Chubut, debemos comenzar diciendo que para mediados del S. XIX, Michael D. Jones, un pastor congregacionalista, figura principal del movimiento nacionalista galés moderno y figura principal de la Colonia galesa del Chubut, viajó a Estados Unidos y tuvo la idea de que todos los galeses que abandonaban su país natal dirigieran sus miradas hacia algún otro lugar ya que en aquél país la cultura galesa se asimilaba rápidamente a lo Norteamericano. Al volver a Gales, conforma una sociedad inmigratoria en Liverpool con la idea de que los galeses que abandonaban su país natal dirigieran sus miradas hacia la Patagonia. Se inician las negociaciones con el Gobierno argentino a través del contacto con Samuel Phibbs, cónsul argentino en Liverpool; y para 1862 obtienen una respuesta favorable de Guillermo Rawson, Ministro del Interior del Gobierno de Mitre.


En 1863 dos representantes de la Compañía inmigratoria de Liverpool, Love Jones-Parry y Lewis Jones, son enviados a Argentina con el motivo de concluir el tratado con el Gobierno Nacional. El 21 de julio de 1863 Rawson envía al Congreso el anteproyecto convenido con la Compañía para su aprobación, pero éste es rechazado sagazmente por parte del Senado, 21 votos en contra y 5 a favor.


Será por los intereses de un lado y el otro que tanto la sociedad inmigratoria, como el propio Gobierno argentino, no desistirán de tal acuerdo. En 1864 cerrado el período ordinario de sesiones en el Congreso sin poder entrar en sesión el proyecto colonizador, el 16 de octubre el Ministro Rawson, envía una carta a Phibbs donde el Gobierno argentino autoriza la llegada de los colonos. Amparado en la Ley N° 28, de octubre de 1862, otorga 100 acres (unas 50 ha) de tierra por familia para conformar la colonia a orillas del rio Chubut. Por familia individual y no a la sociedad inmigratoria como conjunto. La misma sociedad acepta el acuerdo y para el año 1865 se concretará el sueño de Michael D. Jones, quien verá su opera prima en un viaje a la Patagonia en 1882.


El 28 de julio de 1865 es el día de arribo de 160 inmigrantes galeses a tierras patagónicas a bordo del velero Mimosa, en la actual ciudad de Puerto Madryn. Pero los primeros meses van a estar envueltos en dificultades. En primer término la realidad geográfica del desierto patagónico, una cuestión tan diferente a lo expuesto en el Llawlyfr y Wladychfa Gymreig (Manual de la Colonia Galesa) de Hugh Hughes Cadfan de 1862 “en representación de la sociedad inmigratoria para explicar los antecedentes del movimiento para emigrar a la Patagonia, proporcionar información acerca de la Patagonia y para resumir las negociaciones con el gobierno argentino” (Wood, 2014). Además, las peripecias del traslado desde el Golfo Nuevo al valle del Chubut, la pérdida de las mujeres y los niños en el mar durante un mes cuando se dirigían desde el Golfo al puerto de Rawson, y la llegada tardía para la siembra. Otro aspecto importante resaltado por Clemente Dumrauf (2016), es que la Sociedad inmigratoria ocultó sobre el rechazo del tratado y la negativa del anteproyecto por parte del Congreso. Los inmigrantes se enteraron una vez que se encontraban en Chubut y por ello creyeron ser engañados.


Éstas y otras cuestiones fueron los detonantes que dan comienza a la polarización. Quien lo resaltara de mejor manera es Lewis Jones: “Cuando llegó noviembre, pasado apenas cuatro meses, las angustias, afanes y pendencias se habían trenzado en una cuerda de facciones que fue un pesado flagelo para la Colonia por largo tiempo” (1993).


Una aclaración importante: En el puerto de Liverpool, antes de partir a la Patagonia, se había decidido organizar políticamente a la colonia en un cuerpo colegiado de 12 representantes (Cynghor o Consejo), elegidos por voto secreto (Tugel) dentro del contingente inmigratorio. Y el presidente de dicha institución sería considerado el Gobernador de la Colonia. Un sistema político de representación, pero que también incluía democracia directa a través de las reuniones de contingente (Cyfarfod Cyhoeddus); un gobierno del tipo Parlamentario con tintes Asambleario. El propio Lewis Jones era el presidente de dicha comisión, por ende representante de la Colonia. Pero en noviembre tras una acalorada reunión pública, es destituido de su cargo y abandona la colonia para radicarse en Bs. As; es electo en su lugar William Davies.


Las facciones que menciona L. Jones en primera instancia salen a la luz en el que dará en llamarse “El Primera Cisma de la Colonia”, y que tendrá su punto álgido en la polémica carta enviada al Gobernador Mackenzie de las Islas Malvinas, el 8 de marzo de 1866. Dicha misiva imploraba al Gobierno británico a trasladar a los colonos, ya que se encontraban en “situaciones inhumanas”. Podemos decir que los firmantes de la carta representaban a la facción de los “Disidentes”, siendo su líder, y autor de dicha correspondencia, el Rev. Robert Meiron Williams. Mientras que la otra facción la podemos denominar como los “Optimistas”, con Edwin C. Roberts, Richard Jones Berwyn y Hugh Hughes Cadfan como líderes, quienes confiaban en que se podía mejorar la situación.


Una vez que la carta llega a manos del Gobernador Mackenzie, éste toma contacto con los representantes británicos en Brasil, Montevideo y Buenos Aires. Se decide enviar la nave de guerra británica a la Colonia, el H.M.S. Triton, partiendo desde Montevideo el 19 de junio de 1866. En él viajaban: el segundo secretario de la legación Británica en Buenos Aires, el Capitán R. G. Watson y el funcionario argentino Antonio Álvarez de Arenales. Una vez en la colonia y en Trerawson (pueblo de Rawson), los representantes entrevistaron a todos los colonos “hallando a la mayoría de los colonos en situación diferente a la planteada en la misiva” (Williams, El pastor Robert Meirion Williams y la polémica carta a las Malvinas, 2012). En la carta se había mentido en algunos hechos, se habían falsificado nombres y firmas, además se incorporaron los nombres de 5 niñxs firmantes. De todas maneras, esa vez abandonaron la colonia algunos galeses.


Tras este confuso episodio, las aguas seguirán agitándose producto de las malas cosechas, las pérdidas de caballos y ganado, la pérdida de “el barquito” Denby, entre otros factores. La polarización continuará con las mismas ideas, “Y mae yma ddadl galed iawn wedi bod: rhai am aros yma, a rhai am fyned i ffordd” (Cadfan, 1867) (Hay una discusión muy dura aquí: algunos quieren quedarse aquí y otros quieren ir por otro camino). Ahora ya no son dos facciones, sino dos partidos políticos bien diferenciados: el “Plaid am aros” (partido por quedarse) y el “Plaid am adael” (partido por partir). Aunque en las elecciones primaba la votación por quedarse, una exploración hacia el oeste en busca de mejores tierras, que no tuvo un buen resultado, cambiaría las cosas. Así a fines de 1866 y mediados de 1867 se dará “El Segundo Cisma de la Colonia”, “La opinión de Davies, con su peso de presidente de la Colonia, fue ganado adeptos, y en pocos meses se fueron convenciendo más y más colonos de que debían partir. Quienes decidieran quedarse, debían optar por una mayor soledad aún” (Williams, 2015).


Así es que el líder del partido por partir, el Rev. Abraham Matthews después de una diligencia a Buenos Aires, vuelve con una propuesta por parte del Gobernador de la Provincia de Santa Fe, Nicasio Oroño, para dirigirse a Pájaro Blanco. También una propuesta de Aguirre y Murga para trasladarse al Río Negro. Y la propuesta del Ministro Rawson de quedarse a intentarlo por un año más y que el Gobierno Nacional los ayudaría económicamente; dicha propuesta defendida por los partidarios por quedarse: Berwyn y Edwin Roberts. El debate fue exhaustivo y posteriormente se procedió a elegir la mejor propuesta. Los resultados de la votación arrojaron 44 votos para partir a Pájaro Banco, 3 para ir a Río Negro y 3 para quedarse. Tras el resultado, Matthews partió nuevamente rumbo a Buenos Aires para informar lo decidido por los colonos. Pero se encontró con Lewis Jones en Carmen de Patagones, dispuesto a volver a convencer a los colonos de no abandonar la Patagonia; los dos líderes de la colonia y de los partidos opuestos llegan a un consenso en el “Histórico Acuerdo de Patagones” (Williams, 2015). Matthews veía un cierto peligro si los colonos se dispersaban.


Cuando los líderes regresaron a la Colonia “durante los siguientes dos días el Sr. L. Jones estuvo en todas las casas conversando con cada jefe de familia, y al tercer día se celebró una reunión pública” (González, 2018). Por su parte, aquellos que se habían ido a Buenos Aires con el presidente del Consejo, William Davies, no regresarían y se irían al destino de Pájaro Blanco. Para el 28 de Julio (1867) se celebró el primer Gwyl Glaniad (fiesta del desembarco), en conjunto con los pobladores nativos y también se realizaron las elecciones para elegir al nuevo Cynghor (Consejo).


Durante los siguientes años el sistema político de la Colonia va a mutar de una “práctica política” de los primeros años, con un sistema de gobierno parlamentario, a un sistema netamente estructurado jurídicamente, con la sanción de la primera Constitución (Cyvansoddiad) de la Colonia en 1870; donde se traspasa a un sistema de gobierno semi-presidencialista, “cualquier Constitución semipresidencialista deberá establecer, de alguna manera, una diarquía entre un presidente, que es el jefe de Estado, y un primer ministro, que encabeza el gobierno” (Sartori, 1994). El Jefe (Llywydd) de la Colonia, era elegido por el voto popular y el Presidente (Cadeirydd) del Consejo era elegido por sus pares concejales, como lo especifica el Art. 9° de la sección electoral; una especie de primer ministro.


Los cargos electivos son: Y Cynghor (Consejo) de 12 bancas, con Poder de Gobierno, Militar y Legislativo, elegidos a través del sistema de mayoría simple. Funcionarios Administrativos: Llywydd (Jefe y/o Gobernador) representante del Poder Ejecutivo con poder de Vetar algunas disposiciones del Consejo; Ynad (Juez o Magistrado); los ministros que en conjunto con el Jefe de la Colonia conforman el Poder Ejecutivo: Ysgrivenydd Gwleidyddol (Secretario Administrativo), Trysorydd (Tesorero) y Arolygydd Cyvrivon (Encargado de la Contaduría); todos serán elegidos por mayoría absoluta con múltiples vueltas, para asegurar el puesto debían obtener más de la mitad de los votos del total de los electores, el 50% más uno.


En esta organización política y el auto-gobierno que durará por 10 años de forma efectiva y otros 8 años compitiendo con las instituciones impuestas por el Gobierno Nacional, también “se esbozaron varias leyes que fueron beneficiosas durante muchos años; más prácticas quizás, que los innumerables decretos y ordenanzas emitidos tan a menudo de acuerdo con el sistema argentino” (Jones, 1993). Así como la Deddf Gweinyddiad Barn (Ley de Administración de Justicia), sancionada el 24 de octubre de 1873 y que regulaba el Poder Judicial de la colonia, compuesto por dos Cámaras: el Tribunal de Jurado (Llys Rhaith) conformado por un jury de 12 electores y el Juez; y el Tribunal de Arbitradores (Llys Athrywyn). Éste último “se integrará por el Juez de la Colonia y los funcionarios administrativos, juntos con el presidente del Consejo: tres en su turno, para que haya mayoría que permita existir sentencia. Ningún integrante del Jurado puede tener interés de cualquier clase o ser parte, si tiene algo que ver o está relacionado con la causa” (Korn, 1994). También la Deddf Breiniad ac Etholiad (Ley de Privilegios electorales y Elecciones) sancionada el 30 de agosto de 1875, etc.


Continuará…


Bibliografía


Cadfan, H. H. (17 de abril de 1867). Y Wladychfa Gymreig, Baner ac Amserau Cymru Pág. 10. Recuperado el 20 de Marzo de 2018, de The National Library of Wales: http://newspapers.library.wales/view/4264699/4264709/37/

Dumrauf, C. (2016). La Colonia Galesa del Chubut. Su lucha por el gobierno propio. Trelew: Remitente Patagonia.

González, F. T. (2018). El séptimo viaje del Denby. En F. Coronato, & M. y. Gavirati, Los Galeses en la Patagonia VIII. Selección de trabajos presentados en el VIII Foro sobre el tema realizado en Puerto Madryn en el año 2016 (págs. 181-204). Puerto Madryn: Asociación Punta Cuevas, Asociación Cultural Galesa de Puerto Madryn y Centros de Estudios Históricos y Sociales de Puerto Madryn .

Jones, L. (1993). La Colonia Galesa. Historia de una nueva Gales en el territorio del Chubut en la República Argentina, Sudamerica. Rawson: El Regional.

Korn, E. A. (1994). La justica de los galeses del Chubut: investigación sobre la primera Ley de Administración de Justicia. Boletín Judicial, noviembre - diciembre, 15 - 35.

Sartori, G. (1994). Ingeniería Constitucional Comparada. Una investigación de estructuras, incentivos y resultados. México: Fondo de Cultura Económica.

Williams, D. (2012). El pastor Robert Meirion Williams y la polémica carta a las Malvinas. En M. Gavirati, & F. Coronato, Los Galeses en la Patagonia V. Selección de trabajos presentados en el V Foro sobre el tema realizado en Puerto Madryn en el año 2010 (págs. 215-252). Puerto Madryn: Asociación Punta Cuevas, Asociación Cultural Galesa de Puerto Madryn y Centro de Estudios Históricos y Sociales de Puerto Madryn.

Williams, D. (2015). El Valle Prometido. Rawson: Secretaría de Cultura de la Provincia del Chubut.

Wood, J. (2014). Una descripción del "Manual del Colono" de Hugh Hughes (1862). En M. Gavirati, & F. Coronato, Los Geleses en la Patagonia VI. Selección de trabajos presentados en el VI Foro sobre el tema realizado en Puerto Madryn en el año 2012 (págs. 227-245). Puerto Madryn: Asociación Punta Cuevas, Asociación Cultural Galesa de Puerto Madryn y Centros de Estudios Históricos y Sociales de Puerto Madryn.


Valoramos la pluralidad de opiniones. Las notas publicadas por Política en Jaque no necesariamente representan los valores de la organización.

© 2020 Todos los derechos reservados. Política en Jaque - Organización Política.