INVESTIGACIÓN Y DIFUSIÓN

Lesbianxs visibles

El 7 de marzo se conmemora en Argentina el Día Nacional de la Visibilidad Lésbica. Se hace desde que, en el tumultuoso año 2010, cuando se reclamaba en las calles la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario, Natalia “Pepa” Gaitán fue asesinada en Córdoba de un escopetazo en el pecho.


A la Pepa la mató el padrastro de su novia que nunca había aprobado la relación que tenían. “La mataron por lesbiana”, fue el grito de su mamá Graciela Vázquez y de las organizaciones que acompañaron el pedido de justicia. Pero la Cámara Séptima del Crimen resolvió que fue un homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y le impuso a Torres la pena de 14 años de prisión. La Justicia no quiso o no supo nombrar a la violencia de género en la condena y decidió no agravar el homicidio. En la penúltima página del fallo está el voto del vocal Víctor María Vélez. Dijo, en referencia a Torres, que provocó “la innecesaria muerte de Natalia Gaitán, una joven de 27 años que cargaba con el peso enorme de la discriminación que debía soportar por su condición sexual y que bregaba por sus derechos y trabajaba en pro de la comunidad”. Sin embargo, después concluyó que no hubo situación lesbofóbica ni relación de causa a efecto entre el crimen y la sexualidad de la víctima. En marzo del 2019, Torres recuperó la libertad.


Desde el año 2011, cada 7 de marzo se conmemora el día de la Visibilidad Lésbica para hacer del recuerdo de Pepa un acto político porque la memoria feminista es una pacto contra el olvido y la promesa de una reescritura de la historia. El caso de su asesinato fue el primero que, gracias al activismo, se pudo narrar como crimen de odio ya que su crimen, en el contexto del debate por la Ley de Matrimonio Igualitario, permitió mostrar hasta dónde llegan el odio y la lesbofobia.


Desde el año 2010, lxs lesbianxs hemos seguido sufriendo el odio de una sociedad que no nos quiere por fuera de sus patrones cisheteronormados. En el año 2016, por ejemplo, Higui, atacada por un grupo de vecinos, se defendía de un intento de violación correctiva. No era la primera vez que la atacaban por "la pinta de lesbiana". Ella se defendió con un cuchillo de uno de los atacantes y la Justicia la procesó por homicidio.

¿Qué es una violación correctiva? Es un crimen de odio específico hacia personas lesbianxs, gay, travestis, transexuales que busca disciplinar su conducta sexual y encauzar su identidad hacia la heteronorma. Higui estuvo presa 7 meses y todavía espera ser enjuiciada.


Otro caso emblemático ocurrió en octubre de 2017, cuando Mariana Gómez fue detenida por besar a su esposa Rocío Girat en la estación Constitución. El 28 de junio de 2019, el Día Internacional del Orgullo Gay, la jueza Marta Yungano, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal N° 26, emitió el fallo en el que la Justicia la condenó a un año de prisión. El arresto y la condena de Mariana Gómez son parte de la misma lógica de criminalización y adoctrinamiento de las identidades que rompen la norma heterosexual y binaria.

A comienzos de este año se dio la primera audiencia, luego de la apelación presentada en agosto de 2019.

El año pasado, un proyecto de ley promovido por la diputada Gabriela Estévez y trabajado en conjunto con la Asociación Civil Devenir Diverse y la Liga Lgbtiq+ de las Provincias, obtuvo un dictamen favorable de la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados. Este proyecto busca instaurar el día 7 de marzo como Día Nacional de la Visibilidad Lésbica e incorporar esta fecha en el calendario escolar. Se espera ahora que pase para su tratamiento en la Comisión de Mujeres y Diversidad.


¿Por qué es importante visibilizarnos como lesbianxs? Porque si no hay visibilidad, quienes vivimos una sexualidad que escapa a la norma tenemos solo dos opciones: ocultarnos o morir. Y a mitad de camino en esta extrema disyuntiva sufrimos presión familiar y social, acoso escolar, persecusión laboral, descrédito público, agresiones físicas, torturas, criminalización. Ante esto, muchxs lesbianxs terminan optando por el silencio, por el ocultamiento, por la invisibilización. Es necesario que esto se termine.


En un mundo que nos oprime, que pretende normativizar nuestras relaciones, que criminaliza nuestros besos, que nos mata, reivindicamos nuestro derecho a habitar la tierra como lesbianxs, a ejercer libremente el amor y el deseo, a ser reconocidxs en nuestros lugares de trabajo y estudio, y a vivir una vida libre de todo closet y con acceso a los mismos derechos que las demás personas. Este 7 de marzo una vez más nos paramos frente al odio que mata, volvemos a honrar a la Pepa y, junto con ella a todxs lxs que ya no están y volvemos a gritar “Absolución para Higui y para Marian” y “Basta de lesbo odio”.


Valoramos la pluralidad de opiniones. Las notas publicadas por Política en Jaque no necesariamente representan los valores de la organización.

© 2020 Todos los derechos reservados. Política en Jaque - Organización Política.