INVESTIGACIÓN Y DIFUSIÓN

  • Yohi Solis

La cultura de las calles

A lo largo de la historia Argentina del siglo XX, las mujeres han tomado las calles como espacios de lucha para exigir la ampliación de sus derechos. En el 2020, la lucha por los derechos de las personas gestantes sigue abierta y pese a las medidas de aislamiento social, la cultura de las calles se sostiene y se transforma.


Por Yohana Solis


Analizando la historia del feminismo, podemos considerar que en Argentina esta es la historia de la participación política de las mujeres en las calles. En este artículo propongo un breve repaso histórico de lo que he dado por llamar la Cultura de las calles. La participación política a través de la toma del uso de las calles como un medio más de comunicación para la obtención de derechos.


Desde inicios del siglo XX las mujeres argentinas han salido a las calles, en un comienzo para pedir por la remoción de la inferioridad civil y la obtención de mayor educación. Promediando el siglo fue el movimiento que iniciara la socialista Alicia Moreau de Justo por la cuestión del sufragio el que tomó las calles y se intensificó con la figura de Eva Perón, hasta lograr la promulgación de la ley del voto femenino en 1947.


Ahora bien, me valgo del concepto de Feminismo de la diferencia de Karen Offen, “que hace eje en las singularidades culturales de los colectivos femeninos y constituye la matriz hegemónica que abunda en las manifestaciones del arco feminista argentino”, para englobar en esta cultura de las calles al movimiento de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo que a partir de 1976, bajo la más cruenta dictadura militar, tomaron las calles con sus cabezas cubiertas por el pañal blanco de sus hijos/as para pedir por su aparición con vida.


Con el advenimiento de la democracia y bajo el mismo manto de feminismo de la diferencia, englobo la toma de calles que las mujeres hicieron en la década del 80 para que se les reconociera su patria potestad sobre los/as hijos/as, la ley de divorcio y las leyes contra la violencia doméstica. Fueron los mayores exponentes de la década del 90, las manifestaciones que se dieron por el reconocimiento político a través de la ley de cupo 24.012(1991) y la incorporación con rango constitucional de la CEDAW (1994).


Sin lugar a duda, la década del 2010, encuentra al feminismo rompiendo con la cisnorma al apoyar en las calles la sanción de las leyes de matrimonio igualitario (2010) e identidad de género (2011). No podrían darse con un feminismo individual que tenga como foco solamente las mujeres cis heterosexuales. Ahora bien, se preguntarán por qué este recorrido. Pues bien, lo hago para llegar a la campaña por el aborto legal seguro y gratuito que tuvo su máximo exponente con la toma de calles en las vigilias del 13 de junio y el 8 de agosto de 2018 cuando se votó el proyecto de ley que tenía por objetivo no sólo la despenalización del aborto, sino también la legalización del mismo. No sólo pedía la remoción del Artículo 144 en el Código Procesal Penal que considera al aborto como delito, sino también que el Estado genere las estructuras para que esa conducta lícita pueda ser realizada. El proyecto original de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito considera no sólo a las mujeres, sino a toda persona con capacidad de gestar que pueda acceder a decidir sobre su cuerpo y acceder a la práctica en los servicios del sistema de salud, en un plazo máximo de 5 (cinco) días corridos desde su requerimiento asesorada y acompañada por profesionales de la salud.


El 2018 marcó un hito, porque se avanzó en la sanción de la cámara baja del proyecto que proponía la campaña, pero desafortunadamente fue bloqueada en el senado. Ahora debíamos esperar en las calles a que cambie la composición de las cámaras para poder presentar nuevamente el proyecto en el 2020. La realidad de este año es sabida, la crisis mundial generada por la pandemia del COVID-19 redireccionó las prioridades de ambas cámaras en Argentina a las leyes de emergencia que permitían paliar la pandemia. En estos días el Presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, se reunió con un grupo de mujeres representantes de la Campaña y les aseguró que el proyecto ingresaría en noviembre para el debate antes de fin de año. Una luz de esperanza iluminó a la marea verde, quizás la pandemia nos lleve a una nueva forma de tomar las calles, con barbijos y distanciamiento social, pero latiendo todas juntas hasta que haya aborto legal, seguro y gratuito.

  1. Karen Offen en Dora Barrancos - https://www.vocesenelfenix.com/sites/default/files/pdf/1_6.pdf

Valoramos la pluralidad de opiniones. Las notas publicadas por Política en Jaque no necesariamente representan los valores de la organización.

© 2020 Todos los derechos reservados. Política en Jaque - Organización Política.