INVESTIGACIÓN Y DIFUSIÓN

Elecciones Internas Uruguay 2019

Las elecciones internas en la Republica Oriental del Uruguay se desarrollarán el 30 de Junio de este año. Es una elección clave donde se enfrentarán candidatos embanderados en la renovación contra los más tradicionales. Las encuestas claramente marcan esta cuestión. Según la encuestadora Radar, el candidato Daniel Martinez del Frente Amplio ganaría a Lacalle Pou del Partido Nacional por un punto. Esto deja en claro que va ser una elección reñida. El voto en blanco sería relativamente alto con un 7 por ciento. Es la antesala de una las elecciones generales más reñidas de la historia uruguaya que se realizarán el mismo día de las elecciones argentinas, tanto en la primera como en la segunda vuelta. Los principales temas de la elección son la inseguridad, el bajo crecimiento económico, el rol del estado de bienestar, la memoria histórica y el rol de las fuerzas armadas.


Por Gerardo Delgado Stutz


El método de selección de las internas es diferente al de las PASO argentinas, pero es similar en el sentido que en un mismo día los ciudadanos acuden a votar y eligen a determinado candidato de cualquier interna sin estar afiliado a ese frente o partido. El voto no es obligatorio mientras que para la primera vuelta y el ballotage si lo es. Eligen a su vez las mesas políticas y comités ejecutivos de cada frente o partido, que se vuelven vitales en caso que ningún candidato haya obtenido un resultado al 40% o en el caso que exista menos de un 10% de distancia con el segundo, estará en sus manos resolver la fórmula del partido. Aquellos partidos que no habiliten internas no podrán participar en la general.


Son solamente tres las alianzas/partidos que tienen más de un candidato para su interna: el Frente Amplio, el Partido Nacional y el Partido Colorado. El resto de los partidos tienen un candidato único. Es una coincidencia que estos partidos tengan internas competitivas, algo que nunca sucedió desde que se aprobó la reforma de elecciones internas en 1997.


El Partido Nacional está en una interna histórica. Por primera vez, un outsider de la política es precandidato. Se trata de Juan Sartori, un empresario de 38 años que hasta hace nueve meses vivía en Suiza. Sin embargo siempre tuvo negocios en Uruguay, siendo el dueño y fundador del Union Agriculture Group, uno de los holdings agricultores más grandes del Uruguay. Se presenta como un hombre que viene a limpiar la política, haciendo énfasis en la ineficiencia de lo público y el gasto político, también propone una rebaja sustantiva de impuestos. Logró el apoyo de sectores conservadores del Partido Nacional como el de Verónica Alonso (quien hasta principios de abril era candidata a presidente en la interna) ligado a los evangélicos y a los que no creen que tenga que existir prisión efectiva para los militares participantes del último golpe militar en Uruguay. Llegó como un torbellino revolucionando el PN pasando de medir 0 a 28% según la última encuesta de la consultora Radar. Sartori cuenta con características cuestiones pintorescas como no saber bien la constitución uruguaya, el himno del Partido Nacional y no conocer bien a los próceres de la historia uruguaya.



Lacalle Pou comenzó la campaña en una situación más que benévola midiendo arriba de 60%. Es muy conocido por haber sido el candidato del Partido Nacional en 2014. Pertenece al sector Todos del Partido Nacional, un sector con una ideología moderada en lo social y claramente liberal en lo económico, a favor de la privatización de empresas del estado y de quitar regulaciones. Su campaña se focaliza en el gradualismo para realizar cambios hacia el eje más liberal. En tercer lugar esta Larrañaga, senador nacional, perteneciente al sector Alianza Nacional, un sector ideológicamente más de centro. Sin embargo al lanzar la campaña Vivir sin miedo, puso el foco en una política de seguridad con eje punitivista y el sumar apoyo de militares a las fuerzas de seguridad. Es lo que su campaña determina “mano justa” en vez de mano dura.


El Frente Amplio cuenta por primera vez en su historia una interna sin figuras históricas como Astori, Múgica o Vázquez. Todo esto genera un aire de renovación con cuatro precandidatos. Estos son Martínez por el Partido Socialista, Cosse por el MPP (partido de Mujica), Andrade del sindicalismo y el comunismo y finalmente Mario Bergara que viene de un origen más socio liberal. En comparación con la interna de los otros partidos transcurre con bastante menos confrontación, por ejemplo compartiendo varios actos en conjunto. Resalta la figura de Carolina Cosse, primera precandidata mujer en la historia uruguaya, ingeniera y ex Ministra de Energía. Si bien tiene la imagen más alta corre en desventaja con Martínez, quien tiene una buena aprobación por su gestión como intendente de Montevideo.


En el Partido Colorado se da un duelo entre la rama histórica batllista, de centro progresista, y la rama moderna liberal. Se enfrentan el ex presidente Sanguinetti y el economista Ernesto Talvi. La cuestión de la edad afecta a Sanguinetti, teniendo ya 83 años. Contrasta con Talvi, quien es un enérgico economista de corte liberal con gran eje en la reducción de impuestos y que habla de renegociar el modelo comercial del Mercosur. Hace 9 meses media 16 por ciento en la interna y en estos momentos está en empate un técnico con Sanguinetti con 40 por ciento. Algunos lo atribuyen al llamado “efecto Sartori”, donde resalta a su favor el hecho que nunca haya tenido cargos políticos en ningún gobierno a pesar de haber sido un asesor económico del Partido Colorado desde mediados de los 90.


¿Quién canalizara el voto de Sartori en caso que este pierda? ¿El voto en blanco se convertirá en un factor determinante? Cómo va a quedar el espectro político uruguayo una vez que las internas finalicen es una de las grandes dudas.


Valoramos la pluralidad de opiniones. Las notas publicadas por Política en Jaque no necesariamente representan los valores de la organización.

© 2020 Todos los derechos reservados. Política en Jaque - Organización Política.