INVESTIGACIÓN Y DIFUSIÓN

Un avance peligroso: el fantasma de la extrema derecha en España

Un fantasma acecha el mundo y es el de la extrema derecha: Brasil, Francia, Holanda, Italia, Hungría, Suecia, Alemania, Croacia, Finlandia, Reino Unido y España ya son víctimas de él. Es sabido popularmente que en tiempos de crisis proliferan los extremos políticos y es justamente en este preciso contexto en el cuál la extrema derecha ha encontrado un lugar para quedarse.


Por Ada Font

Santiago Abascal muestra una chapa con el logo de Vox en la sede madrileña del partido.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que pese a la afirmación anterior el avance no era algo esperado. La lista interminable de conflictos desarrollados en el siglo XX puso de manifiesto que el mundo merecía algo mejor en su nuevo centenario, pero aún así, actualmente proliferan partidos políticos que ponen en debate derechos fundamentales, aquellos que durante décadas fueron la lucha que llevaron adelante todos los ciudadanos del mundo.


En segundo lugar, la extrema derecha ha encontrado un lugar en el espectro político que quedó sin representación y que, como describe el destacado politólogo César Rengueles, ha ocupado ese nicho vacío. Es decir, ha monopolizado los discursos sobre temáticas poco o nada tratadas por los grupos de interés de otros posicionamientos ideológicos.


El caso español es paradigmático ya que desde la dictadura franquista (1975) nunca se había tenido un partido de extrema derecha con posibilidades de gobernar. En nuestros tiempos, esta fuerza tiene como nombre "Vox" y ha conseguido movilizar a ciertos sectores de la población de una manera llamativa. Vox ha calado tanto entre la 3ª edad como en la población joven, tomando características de un partido transversal que cuenta con demasiadas posibilidades de acción. Como indicaba anteriormente, ha sabido hallar el nicho vacío -que en este caso es el trabajo y la familia- para poder dar una respuesta contundente entre votantes indecisos y blancos perfectos para el populismo.


Por otro lado, el partido ultraderechista no sólo sabe muy bien donde atacar, sino cómo hacerlo. Sencillamente tiene la clave del éxito ya que su metodología tiene dos grandes pilares: las redes sociales y dirigentes tenaces. Las redes sociales se han convertido en el espacio ideal para expandir su ideología debido a que no la usan únicamente como medio de difusión si no que, mediante el humor, han sabido captar la atención del público, lo cuál les ha llevado a tener una gran presencia en los medios de comunicación tradicionales.


En segundo lugar, los dirigentes tenaces les han llevado a salir victoriosos de debates televisivos que, a priori, no eran favoritos. En este punto cabría destacar a Ortega Smith (2º en las listas de Vox). Además, el partido ha reclutado a toreros, entre otros representantes del ideario patriótico español, como símbolo de su ideología.


Para finalizar, debemos tomar consciencia del cambio ideológico que se está llevando adelante en el mundo y prepararse para responder. Así pues, es de rigor seguir afianzando la democracia con el objetivo de frenar el avance de la extrema derecha y hacer proliferar el de aquellas ideologías que aborden los derechos fundamentales y las medidas sociales como ejes centrales de sus plataformas.


Valoramos la pluralidad de opiniones. Las notas publicadas por Política en Jaque no necesariamente representan los valores de la organización.

© 2020 Todos los derechos reservados. Política en Jaque - Organización Política.