INVESTIGACIÓN Y DIFUSIÓN

Lo que dejó la Convención Nacional de la UCR

El lunes 27 de mayo se llevó a cabo la Convención Nacional de la UCR en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Referentes de todo el país se reunieron en Parque Norte para definir la estrategia del partido de cara a las elecciones nacionales de este año.


Por Aldana Giovagnola


Foto: Mariano Fuchila

El tema principal de la convención fue la permanencia de la UCR en la Alianza Cambiemos para las elecciones de este año. El debate giró alrededor de tres posiciones bien diferenciadas:

  • La postura “rupturista”, impulsada por el sector más alfonsinista del partido, que planteaba la necesidad de romper con Cambiemos, alejarse del PRO y apoyar la candidatura a presidente de Roberto Lavagna. Un grupo de partidarios de esta postura se hizo presente en la convención y abucheó a Mauricio Macri y a algunos de los referentes provinciales a favor de continuar con Cambiemos, como Alfredo Cornejo o Mario Negri. Cornejo recibió cantos y gritos de "traidor". Esta posición de ruptura no era mayoritaria entre los integrantes del partido a nivel nacional. Algunos de los dirigentes que plantearon este curso de acción fueron Ricardo Alfonsín, Federico Storani, Juan Manuel Casella, y el presidente de la convención Jorge Sappia.

  • La postura "amarilla", a favor de continuar con la alianza Cambiemos como existe actualmente, y encolumnarse detrás de la candidatura de Mauricio Macri para la reelección. Esta postura era impulsada por dirigentes como Mario Negri (diputado nacional por Córdoba y jefe del bloque de la UCR en la Cámara de Diputados) y Daniel Salvador (vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires). Esta posición tampoco era la mayoritaria entre los integrantes del partido a nivel nacional.

  • La postura "moderada", a favor de ampliar Cambiemos y abrir la posibilidad de competir en las PASO con candidato/a propio/a. Esta fue la postura llevada adelante por el gobernador mendocino y titular a nivel nacional de la UCR, Alfredo Cornejo.


Qué se decidió


La posición impulsada por Cornejo fue la que se impuso con 261 votos a favor y 14 en contra. La misma se vio reflejada en la firma de un documento final que ratifica la permanencia de la UCR en Cambiemos y realiza un llamado a "reformular" y "ampliar" la coalición con el PRO y la Coalición Cívica. También se dejó abierta la posibilidad de participar de las PASO contra la fórmula encabezada por Mauricio Macri, y se planteó la búsqueda de negociar las listas legislativas de manera “más consensuada”.


Al momento de la votación, 39 de los convencionales, partidarios de la postura “rupturista”, se levantaron y se retiraron sin votar, planteando que no los estaban dejando hablar.


Foto: La Política Online

Junto con la firma del documento, se decidió conformar un grupo de 6 dirigentes que encabezarán las negociaciones con autoridades del PRO y de otros espacios a los que se quiere sumar a la coalición electoral. El mismo estará integrado por el mismo Cornejo, así como por Gustavo Valdés (gobernador de Corrientes), Gerardo Morales (gobernador de Jujuy), Alejandra Lordén (diputada bonaerense), Emiliano Yacobitti (principal colaborador de Martín Lousteau) y Ernesto Sanz.


Algunas frases e intervenciones


A lo largo de la jornada los referentes radicales realizaron algunas críticas a la dirigencia del PRO. “Queremos menos PRO en el Gobierno” fue una de las exigencias de Alfredo Cornejo, quien estableció que no quieren que la relación de fuerzas con el partido del presidente sea igual que la de los cuatro últimos años.


Otras críticas que resonaron durante la Convención estuvieron relacionadas a los resultados de las diferentes elecciones provinciales y municipales que tuvieron lugar hasta el momento a lo largo del país: "No hubo estrategia para ganar más provincias y municipios y lo estamos pagando caro", expresó el mendocino. "No hemos bajado la pobreza, nos hemos endeudado", estableció.


Como en las últimas semanas, se rumorea que una potencial fórmula Vidal-Lousteau sigue siendo la opción que más tienta a Cornejo y a una parte del radicalismo.


Por su parte, Martín Lousteau se pronunció en Twitter al respecto de la decisión tomada en la Convención: “El documento aprobado le da a la UCR las herramientas necesarias para trabajar en la construcción de un nuevo frente, más amplio, que pueda encarar los desafíos que deberá resolver la Argentina en los próximos años. Ahora es cuestión de voluntades", twitteó el diputado nacional.


Foto: La Política Online

Ahora quedan varias conclusiones y algunas definiciones por hacer:


En primer lugar, la estrategia de una alianza con los integrantes de Alternativa Federal no parecería ser posible. El día de ayer realizaron una reunión los cuatro referentes del espacio (Urtubey, Schiaretti, Massa y Pichetto) en el despacho del gobernador cordobés, en la cual habrían decidido inscribir a Alternativa Federal como espacio oficial para las elecciones nacionales y definir candidato en la instancia de las PASO. Este jueves 30 de mayo será la convención del Frente Renovador, en la que Massa espera obtener el apoyo para presentar su precandidatura al interior de este espacio.


Si bien los dirigentes Juan Manuel Urtubey (gobernador de Salta) y Juan Schiaretti (gobernador -recientemente reelecto- de Córdoba) se han mostrado cercanos a Casa Rosada en las últimas semanas, ya han descartado la posibilidad de aliarse a Cambiemos, así como al espacio encabezado por la fórmula Fernández-Fernández, queriendo establecerse como una tercera opción "anti-grieta".


El que habría quedado alejado de todos los espacios es Roberto Lavagna, que después de los idas y vueltas en que se lo vio envuelto la semana pasada, finalmente anunció que no participará de Alternativa Federal e iría a las elecciones con su propio espacio Consenso 19.


Foto: Alternativa Federal

En segundo lugar, queda definir quiénes serán lxs candidatxs a la presidencia y vicepresidencia dentro de Cambiemos. La presión ejercida por parte de algunos sectores del radicalismo para que Mauricio Macri se baje de la candidatura es cada vez mayor. María Eugenia Vidal sería la preferida de estos sectores. Pero cada vez que los dirigentes del PRO son consultados por esta posibilidad, la niegan rotundamente. La misma gobernadora bonaerense la negó recientemente.


Es que, si Vidal se presenta como candidata a la presidencia, ¿qué sucede con la provincia de Buenos Aires? No hay ningún candidato ni candidata con la imagen lo suficientemente fuerte como para llevar adelante una elección exitosa en la provincia. Desde el PRO correrían el riesgo de perder desde dos frentes, Nación y PBA, frente a la fórmula presentada el día de ayer que lleva al ex ministro de economía Axel Kicillof como precandidato a gobernador, y a la actual intendenta de La Matanza Verónica Magario como vice.


Otra opción es que desde el radicalismo compitan en una interna contra Macri. En este caso, ¿quién sería el candidato a la presidencia? ¿Martín Lousteau? ¿Alfredo Cornejo? Este último ya desmintió una posible candidatura suya frente a las cámaras, al entrar a la Convención en Parque Norte el pasado lunes. Y las intenciones de Lousteau de ir a internas dentro de Cambiemos existen desde las elecciones para la jefatura de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en 2015, en las que el PRO no aceptó incluirlo al interior de su espacio y éste casi le gana a Horacio Rodríguez Larreta en el ballotage porteño.


Por último, el curso de acción que parecería ser más viable: Una fórmula con Mauricio Macri como presidente, y unx designadx de la UCR como vice. Los nombres que vienen barajándose desde el entorno del presidente para este caso serían los de Martín Lousteau y Ernesto Sanz. La realidad es que Lousteau apunta a un electorado un poco diferenciado al del gobierno nacional: un electorado descontento con Cambiemos, y principalmente con el kirchnerismo. Y eso podría tanto apuntalar una potencial fórmula presidencial, como impactar negativamente en la imagen del diputado frente a los ojos de aquellxs que lo ven como una alternativa moderada al PRO.


Mientras tanto, el 12 de junio es la fecha tope para inscribir alianzas para las elecciones PASO del 11 de Agosto, y el 22 de junio todos los espacios que quieran competir en las elecciones nacionales deberán haber definido sus candidaturas y listas.


Valoramos la pluralidad de opiniones. Las notas publicadas por Política en Jaque no necesariamente representan los valores de la organización.

© 2020 Todos los derechos reservados. Política en Jaque - Organización Política.